4 ventajas de correr durante el verano

Vivo esto de correr como una afición constante y no separo emocionalmente las estaciones del año. Me da igual la época. Simplemente salgo a correr. También es cierto que, dada la situación, he aprendido a sacarle partido al momento en que me encuentro. Son las ventajas de correr durante el verano… de Valencia.

«Hay mañanas que piernas, cabeza y responsabilidades pesan como losas. Pero si te escondes y vuelves a la cama, ¡mañana pesarán todavía más!». (@Pedro_Nimo)

IMG-20150618-WA0008
Entrenamiento matinal por el Viejo Cauce del Río Túria. Poca gente en todo el recorrido. (Foto de @analba76)

Ligero de ropa

El verano invita a desvestirse. Y cuando corro puedo hacerlo muy ligero de trapos. Las zapatillas son obligatorias, los calcetines también. Unas mallas  o un pantalón corto, fino, poco más. El reloj, quizá la gorra, para absorber el sudor de la cabeza y evitar posibles problemas si el sol despierta con fuerza. Suficiente.

Incluso, puedo correr sin camiseta. No es muy estético. No soy un prototipo de cuerpazo, la verdad. Cuerpazo sí pero más tirando a generoso de carnes y sobrante de grasa. Lo siento. Puedes no mirar. Vivo esa circunstancia con paciencia monástica. Y me gusta.

La soledad del corredor de fondo

Entrenar en verano es un acto de fe y nadie madruga por compromiso. Hay que tener muchas ganas o un objetivo importante para levantarse pronto. Por eso, las sesiones veraniegas son más solitarias que en el resto del año.

Te cruzas con menos corredores pero hay más gente andando. Siempre debes estar pendiente del trafico. de quien viene y quien va pero suele haber pocos ciclistas y casi ningún coche. Correr en verano es mucho más seguro.

playa2
¿Qué te parecen mis curvas? ¿Praxitelianas? (Foto de @analba76)

Espacios solo para mí

En esta tierra, tras un buen entrenamiento, hay una primera recompensa inevitable. Puedes ducharte en casa, sí, pero prefieres bañarte en la playa o zambullirte en la piscina.

A esa hora de la mañana son espacios vacíos de gente. No hay apreturas, no hay ruidos. Tú, tu sudor, tu cansancio, tus pensamientos, el rumor del agua,… y algunos otros corredores. Todos haciendo lo mismo.

bocadillo
Sí, es una barra entera. No, no me la como cada vez que entreno pero no será por falta de ganas. (Foto de @ximotamarit)

El almuerzo, mi recompensa preferida

El almuerzo postentrenamiento es vital. Fuera recuperadores sintéticos, fuera inventos artificiales. Pan, mezcla, un refresco, cacahuetes, aceitunas y encurtidos, una terraza, un periódico, un café.

Es importante el qué, es importante el cómo, es importante con quién pero no es importante el cuánto. En la «Cultura del Almuerzo» valenciana, este, es el momento más especial del día.

No, no me como una barra entera después de cada entrenamiento. Solo tras las tiradas largas de los sábados. Puro combustible.


Por supuesto no todo son ventajas. También te puedo contar «4 inconvenientes de correr durante el verano».

Anuncios

10 thoughts on “4 ventajas de correr durante el verano

    • Muchas veces acabo los entrenamientos porque la única meta es llegar a la mesa. Esa es mi mejor MMP. Si hubiese pruebas de correr+almorzar os ganaría a todos. Sería el keniano de la competición. jojojo 😉

      Me gusta

Si lo deseas puedes dejar un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s