Ordenando el armario

Un día cualquiera olvidas cerrar el armario donde guardas el material con el que practicas este deporte. Y alguien, una esposa, un novio, una hermana, un padre, una hija o un amigo, da igual, se queda atónito mirando lo que hay dentro. Tras la cara de sorpresa llega una pregunta: ¿utilizas todo eso para… correr?

«Ir rápido en la dirección equivocada te aleja de tu meta». (@gabrielroar)

A la pregunta, es mi caso particular, sigue una ‘invitación’ a ‘mejorar el aspecto interior del mueble’. Es decir, en español, una orden, un contundente: «¡Haz el favor de arreglar ese armario!». Y así me encuentro, en pleno inventario.

Recuento actualizado a 16 de septiembre de 2015, a las 10 horas.

tractorismo
Una de mis últimas adquisiciones. Regalo de @contadordekm, el amado y venerado líder del #Tractorismo. (Foto de @ximotamarit)
    1. 55 camisetas.
    2. 10 pares de calcetines.
    3. 7 pares de zapatillas (dos de ellos ya sin uso deportivo).
    4. gorras.
    5. 3 pantalones cortos.
    6. 3 mallas cortas.
    7. 3 camisetas térmicas.
    8. mallas pirata.
    9. 2 mallas largas.
    10. 2 cortavientos.
    11. 2 cinturones portabidones.
    12. 2 pares de medias compresivas.
    13. bragas para el cuello.
    14. 1 chubasquero.
    15. 1 cinturón portadorsales.
    16. 1 juego de cordones de repuesto.
    17. 1 par de manguitos.
    18. 1 tobillera.
    19. 1 cinturón portaobjetos.
    20. 1 mochila camelbak.
    21. 1 reloj con GPS.
    22. 1 reloj sin GPS pero con pulsómetro.
    23. 1 gorro fino.
    24. 1 gorro grueso.
    25. 1 par de guantes.
    26. 1 brazalete reflectante.
    27. 1 frontal.
    28. 1 chip personal.
    29. Además: geles, barritas energéticas, bebidas pre y post entrenamiento o carrera, un gel frío no comestible, para recuperar la musculatura tras el ejercicio.
    30. Y… 1 acompañante.

      sanfer
      Sí, Sanfer es mi acompañante y protector. (Foto de @ximotamarit)

Entonces, la pregunta se reformula pero con un sentido idéntico al anterior: «¿Es necesario tanto material para,… simplemente correr?». No, respuesta lógica. Pero, ¿conoces algún novato que no salga a la calle perfectamente uniformado?

Y ni siquiera hace falta gastar el dinero propio. En los últimos años, el regalo más fácil, socorrido y aceptado por un atleta popular es cualquier cosa de la lista anterior.

Queda nada para la llegada, primero de Papa Noel y, poco después, de los Reyes Magos. Preparad el armario. Yo, mientras, continuo ordenando el mío.

Frase textual de la jefa: «Pedirte que ordenes el armario es como pedírselo a un sordo» (con todo el respeto).

Anuncios