No digas miedo… solo respeto

Y el tiempo ha pasado. Parecía que muy despacio. Pero no. Ha pasado y ha pasado volando. Y llegó el día. Y llegó la prueba definitiva. Y llegó el maratón. Y, si de aquí al domingo no se tuerce nada, el Tractor de La Pobla estará en la salida. Si no se tuerce nada…

«Recelo o aprensión que alguien tiene de que le suceda algo contrario a lo que desea». (Segunda acepción de la palabra miedo, en el diccionario de la RAE).

image
El último ‘largo’ premaratón ha sido disputar la 50 edición de la Clásica Behobia-San Sebastián. (Foto de @analba76)

Porque sí, de verdad, tengo miedo:

  1. A constiparme durante los días que quedan para tomar la salida.
  2. A ‘pillar’ un virus estomacal, entre hoy y el domingo.
  3. A no poder descansar bien la noche anterior.
  4. A que me siente mal el desayuno.
  5. Al frío.
  6. Al número de dorsal que llevaré. El 13.227. Feísimo.

    image
    Tuit con el número de dorsal que me ha tocado. (Foto de @ximotamarit)
  7. A no poder mear antes de tomar la salida.
  8. A llegar a la salida corto de kilómetros por haber entrenado poco.
  9. A llegar a la salida pasado de kilómetros por haber entrenado demasiado.
  10. A equivocarme en la elección del ritmo de carrera.
  11. A que se me bloquee el cronómetro y pierda todas las referencias. (Ya me ha pasado).
  12. deshidratarme.
  13. Al dolor que tengo en la rodilla izquierda.
  14. A esos pinchazos que noto en el abductor de la pierna izquierda.
  15. Al puñetero dolor en la uña del segundo dedo del pie izquierdo.
  16. A ese mismo dolor, en ese mismo dedo pero en el otro pie.
  17. A la molestia que tengo en el gemelo derecho.
  18. A estamparme contra el muro, esté dónde esté.
  19. A acalambrarme cuando recorra los últimos kilómetros.
  20. A llegar andando a meta.
  21. A no llegar.

Correcto. Vivo en un estado hipocondríaco. 21 miedos, medio maratón. Todo por no utilizar otra palabra más expresiva: acojonado.

Hasta que a quien esto escribe le da por tuitear. Y recibe la siguiente respuesta:

image
(Foto de @ximotamarit)

¡42! Llevo la distancia en el dorsal. Es el destino. ¡Gracias Franky!

image
(Foto de @ximotamarit)

Mente positiva. Ganas, actitud y aptitud. Ritmo, paciencia y constancia. Tranquilidad. En todo esto se resume el asalto a mi primer maratón.

Y el miedo se ha convertido, simplemente,… en respeto a la distancia. 42 kilómetros y 195 metros. Un trocito del planeta.